Un estudio demuestra un truco desconocido para hacer mucho más eficaz cualquier programa de ejercicio o entrenamiento

por Mike Geary, Especialista Certificado en Nutrición – Entrenador Personal Certificado
Autor del éxito editorial: 
La Verdad sobre los Abdominales Perfectos y La Cocina Quema Grasa


Yo había leído sobre este interesante estudio de la Universidad de Harvard varias veces en el pasado pero, recientemente, la lectura del fascinante libro 59 Segundos de Richard Wiseman me lo recordó.

Presta atención, porque esto muestra un truco muy poderoso que puedes usar para hacer que CUALQUIER entrenamiento o programa de ejercicios sea literalmente MUCHO más eficaz y produzca mejores resultados.

Según el libro 59 Segundos, el estudio se hizo así:

Investigadores de la Universidad de Harvard estudiaron a más de 80 asistentes de limpieza de habitación de hotel, de 7 hoteles diferentes. Los asistentes de limpieza, naturalmente, hacían una gran cantidad de ejercicio por su trabajo diario, que incluye la limpieza de un promedio de 15 cuartos por día, a unos 25 minutos por cuarto. Este trabajo implica una buena dosis de ejercicio llevando cosas, limpiando, levantando objetos, pasando la aspiradora, y demás.

Los investigadores sabían que las mucamas de hotel tenían una vida activa por su trabajo, pero también se preguntaban si la mayoría de las empleadas no se darían cuenta de que su trabajo era realmente bueno para su salud. Los investigadores se propusieron estudiar los efectos en las mucamas haciéndolas muy conscientes de lo beneficioso que era para su salud el ejercicio que realizaban mientras trabajaban, y para ver si esto aumentaba los resultados que efectivamente recibían del mismo.

Básicamente, la pregunta fue…Si les decían que su trabajo era un gran ejercicio, ¿eso ayudaría a mejorar su salud, bajar su presión arterial y bajar de peso, comparadas con las asistentes que no se daban cuenta de que su trabajo era, de hecho, ejercicio?

Las asistentes de limpieza de hotel fueron divididas en dos grupos:

1. A este grupo se le informó sobre los beneficios del ejercicio y se le dijo cuántas calorías estaban quemando mientras hacían su trabajo de limpieza todos los días. Les dijeron específicamente cuántas calorías quemaban cada hora con actividades como cambiar sábanas, pasar la aspiradora y limpiar los baños.

Los investigadores también querían que esta información se grabara en sus mentes todos los días, por eso les dieron a las asistentes un folleto que mostraba la cantidad de calorías que quemaban con cada actividad de sus puestos de trabajo. Se les mostró también un cartel que reforzaba a diario la cantidad de calorías que estaban quemando.

2. Al grupo de control de asistentes de limpieza de hotel simplemente se le informó sobre los beneficios del ejercicio, pero NO les dijeron cuántas calorías quemaban haciendo su trabajo, y TAMPOCO se les dijo que su trabajo en realidad constituía una buena forma de ejercicio.

Los investigadores estudiaron los estilos de vida actuales de todos los participantes en ambos grupos, y les tomaron diversas pruebas de salud, incluyendo pesaje.

El estudio se realizó durante 4 semanas. Los investigadores se aseguraron de que ninguna de las participantes había cambiado sus hábitos de ejercicio, de fumar o los hábitos alimenticios fuera del trabajo. Esto aseguraba que no había ningún factor de estilo de vida externo que podría haber influido en los resultados del estudio.

Además, los gerentes aseguraron que las cargas de trabajo de ambos grupos se mantuvieron iguales durante todo el experimento.

Aquí están los MUY interesantes resultados:

Resultó que el grupo de asistentes de limpieza a los que les informaron diariamente sobre los efectos de quema de calorías de sus rutinas normales de trabajo terminaron perdiendo una cantidad significativa de peso, disminuyeron su índice de masa corporal y relación de medidas de cintura-cadera, y también disminuyó su presión arterial.

El grupo de control de asistentes a los que no se les informó sobre las calorías que quemaban durante su trabajo no mostraron NINGUNA de estas mejoras.

Guau... muy interesante, ¿verdad? 

Recuerda que cada uno de estos grupos recibió la MISMA cantidad de ejercicio y no alteró su estilo de vida, hábitos alimentarios, hábitos de beber, fumar, o cualquier otra cosa. Lo único que fue diferente entre los dos grupos fue simplemente que a uno de ellos se le recordó constantemente lo beneficioso que era para su salud el ejercicio que hacía por su trabajo y la cantidad de calorías que quemaba y, por lo tanto, sus mentes creyeron en los beneficios.

En realidad, esto no me sorprende... este es el clásico efecto placebo en acción, y refuerza el poder que tiene nuestro cerebro con relación a los resultados que obtenemos del ejercicio, alimentos, suplementos, etc.

Cómo usar esta información para quemar más grasa en tus entrenamientos, construir más músculo magro y mejorar más tu salud con el ejercicio y la nutrición

Esta investigación es una buena lección. Si crees firmemente en tu mente que los entrenamientos que estás haciendo están mejorando tu cuerpo dramáticamente, los resultados de tus ejercicios también mejorarán dramáticamente.

El truco que he usado en los últimos años es realmente "usar la mente" durante tus entrenamientos y creer firmemente que el ejercicio que estás haciendo está transformando tu cuerpo en una máquina delgada y esculpida. (Esto, suponiendo que en realidad estás haciendo entrenamientos buenos como las rutinas de La Verdad sobre los Abdominales Perfectos y no perdiendo el tiempo leyendo una revista mientras pedaleas en una aburrida bicicleta fija o caminadora).

Así que, si quieres quemar más grasa, no sólo necesitas hacer ejercicio intenso (de acuerdo con tu capacidad individual), sino también tienes que visualizar mentalmente los resultados que estás obteniendo, la grasa corporal que estás quemando, y creer firmemente que la rutina de ejercicios que estás haciendo es muy poderosa para tu cuerpo.

Igualmente, si tu meta es construir más músculo, entonces realmente necesitas creer firmemente en tu mente que tus entrenamientos te están ayudando de manera muy efectiva a construir músculo.

¡Y esto también puede aplicarse a tu ingesta de alimentos!

No subestimes el poder de tu mente… Si estás comiendo alimentos saludables como los que detallo en mi manual La Verdad sobre los Abdominales Perfectos, asegúrate también de estar pensando activamente en cómo esos alimentos están ayudando a tu cuerpo, haciéndote más fuerte, más delgado, aumentando tu energía y salud y demás.

No ignores esta información… que mejorará drásticamente tus resultados si piensas activamente en lo saludables que son los alimentos que estás comiendo diariamente y cómo están cambiando tu cuerpo. De nuevo, asumiendo que realmente estás comiendo alimentos verdaderamente saludables a diario.

Otro beneficio de la “programación mental” es que te ayuda a que de verdad quieras evitar la comida chatarra, porque quieres pensar que todo lo que comes está mejorando tu cuerpo.

Así que, ahí está… ¡un estudio interesante que muestra cómo puedes aumentar legítimamente los resultados de tus ejercicios y nutrición sólo pensando activamente cada día en los beneficios de ambos!

Por favor, siéntete libre de compartir el vínculo a esta página con tus amigos y familiares por correo electrónico, tus blogs o foros, Facebook, Twitter, etc.

Si te gustó esta artículo, haz clic en el botón de "Me gusta" en Facebook a continuación:

Por tu éxito en la obtención de un cuerpo delgado y saludable (sin estafas),

Mike Geary
Entrenador Personal Certificado
Especialista Certificado en Nutrición
Autor - La Verdad sobre los Abdominales Perfectos (éxito de ventas mundial, con más de 250,000 copias vendidas)


>>> Si quieres un programa de entrenamiento súper eficaz para quemar grasa y perder los últimos 5, 7 o 10 kilos de grasa corporal para que ponerte súper-delgado, haz clic aquí.


>>> Si tu meta es construir músculo, haz clic aquí para ver métodos únicos para construir músculo más rápidamente.