La Verdad Oculta detrás de "Reducir Tu Colesterol"

Te sorprendería saber las verdaderas causas de la enfermedad cardiaca -- y NO SON el colesterol ni las grasas saturadas

por Mike Geary, Especialista Certificado en Nutrición, Entrenador Personal Certificado

Todos sabemos que la enfermedad cardíaca es una de las principales causas de muerte de personas en todo el mundo, más elevada aún en países como los EE.UU. y Australia.

Sin embargo, ¿sabías que hay varios estudios médicos en todo el mundo que demuestran claramente que los niveles altos de colesterol en el cuerpo en realidad aumentan la longevidad en lugar de reducirla?

Sí, ¡leíste bien! Se ha demostrado estadísticamente en varios estudios que las personas con colesterol alto viven más tiempo y más sanas que las personas con colesterol bajo. Hay múltiples referencias de este fenómeno en el controvertido libro de Shane Ellison, La verdad oculta sobre los Medicamentos para reducir el colesterol, en el libro del Dr. Uffe Ravnskov (MD, PhD), titulado The Cholesterol Myths (Los mitos del colesterol - artículo en inglés), así como en el libro de Sally Fallon y Mary Enig, Nourishing Traditions (Tradiciones nutritivas - artículo en inglés).

Entonces ¿por qué razón la industria farmacéutica y médica presionan para que prácticamente todos en el planeta "bajen su colesterol"? Bueno, la primera respuesta, y la más inocente, es que se debe a los erróneos estudios médicos de décadas atrás, que han sido aceptados como un hecho y cuya validez jamás fue analizada cuidadosamente. Otra respuesta es que esta práctica de recomendar que la mitad del maldito planeta tome un medicamento para bajar el colesterol (en la actualidad, las estatinas), sin importar si realmente tienen algún riesgo real de enfermedad del corazón, crea beneficios multimillonarios para las compañías que producen las drogas.

Un ejemplo perfectamente absurdo de cómo las compañías farmacéuticas han influido a los médicos... Hace un par de años, yo tenía 28 años, un perfecto estado de salud, estaba en gran forma, hacía ejercicio diariamente, comía una dieta saludable y balanceada llena de antioxidantes y nutrientes de calidad, no fumaba, y no tenía factores de riesgo reales de enfermedad del corazón, y sólo porque mi nivel de colesterol ha sido consistentemente de más de 200 durante toda mi vida, mi médico me recomendó considerar el uso de un fármaco reductor del colesterol, con estatinas.

¡Qué extraño es este escenario! Las compañías farmacéuticas han hipnotizado a los médicos para que receten medicamentos innecesarios a jóvenes sanos con niveles de colesterol perfectamente normales, que sólo superan esta cifra arbitraria de 200 que ellas han establecido. Por suerte, me negué a ser un conejillo de Indias y a gastar mi dinero duramente ganado comprando medicamentos potencialmente peligrosos, y decidí empezar a investigar por mi cuenta esta conexión entre el colesterol y las enfermedades del corazón. Mi padre, que ahora tiene 60 años, ha tenido niveles de colesterol ligeramente superiores a 200 toda su vida (como yo), sin embargo, es perfectamente saludable a la madura edad de 60 años.

¡El Colesterol Elevado NO ES el villano!

A medida que pasa el tiempo y los científicos siguen aprendiendo más sobre las enfermedades del corazón, se ha hecho evidente en los últimos años que la inflamación dentro del cuerpo (NO los niveles de colesterol) es lo que causa la acumulación de placa en las arterias y la eventual enfermedad cardiaca. La inflamación puede producirse por muchos factores personales como el estrés, el tabaquismo, los virus, el consumo de grasas refinadas y/o hidrogenadas (grasas trans artificiales), un desequilibrio de ácidos grasos poliinsaturados omega-6 y omega-3 grasas en la dieta, el exceso de azúcares refinados, etc.

El colesterol es una sustancia curativa dentro del cuerpo (entre muchas otras funciones importantes que tiene), y responde a la inflamación arterial depositándose combinado con otras sustancias, y formando "placa", que funciona como un agente curativo en las paredes arteriales.

Los niveles de inflamación en el cuerpo se pueden medir con lo que se llama un análisis de PCR (proteína C reactiva). La precisión de este análisis podría ser mayor, dado que puede variar dependiendo de la hora del día y otros factores, pero es un indicador mucho mejor del riesgo de enfermedad cardiaca que una prueba de colesterol (que es prácticamente inútil para determinar el riesgo de enfermedad cardiaca).

Otro análisis más importante que el de los niveles de colesterol para determinar el riesgo de enfermedad cardiaca es una prueba de niveles de homocisteína sérica. La próxima vez que tu médico te quiera hacer realizar el análisis de colesterol en la sangre, pídele que te indique análisis de PCR y homocisteína en su lugar. Él / ella debe estar muy consciente de la validez de estas pruebas si se mantiene actualizado.

Básicamente, si tienes una inflamación interna significativa, esta placa se deposita como agente curativo, independientemente de que tengas el colesterol alto o bajo. Por otra parte, si no tienes inflamación, los niveles altos de colesterol sólo siguen circulando sin depositarse en las paredes arteriales. Por lo tanto, es más importante controlar la inflamación que tratar de reducir el colesterol.

Bajar tu colesterol no ataca la raíz del problema (lo que realmente te está provocando la inflamación). Bajar tu colesterol no hace nada excepto enriquecer a las compañías farmacéuticas, y posiblemente te deje con un completo surtido de posibles efectos secundarios negativos.

La buena noticia es que para prevenir las enfermedades del corazón hay que vivir un estilo de vida saludable, no tragar una píldora todos los días. El control de la inflamación para prevenir la enfermedad del corazón es tan fácil como reducir el estrés en tu vida (intenta hacer ejercicios de respiración profunda, Chi Kung, yoga, etc. - vínculo en inglés), mantener un peso saludable, comer alimentos altos en antioxidantes, alimentos no procesados de alto valor nutritivo (como recomiendo en mi programa La Verdad sobre los Abdominales Perfectos), y evitar el cigarrillo y otras causas de la gran producción de radicales libres en el cuerpo.

Espero que este artículo te haya dado algo de información útil sobre las verdaderas causas de las enfermedades del corazón, no como la propaganda que te han grabado en la cabeza desde hace años, basada en estudios médicos deficientes de hace 40-50 años, que han hecho a las compañías farmacéuticas asquerosamente ricas.

Si tú o alguien que te importa está tomando estatinas actualmente, o si simplemente quieres saber más sobre el colesterol y el escándalo que hay ahora alrededor de las estatinas, por favor, consulta The Cholesterol Myths (Los mitos del colesterol - artículo en inglés).

Si te gustó este artículo, por favor haz clic en el botón "Me gusta" de Facebook:

 

Otro tema parecido, ¿estabas consciente de que también existe una controversia en estos días en la industria de la salud acerca de que la grasa saturada no es necesariamente mala para ti, y de hecho puede ser buena en algunos casos? He publicado este artículo hace unos meses, pero pensé en traerlo a colación de nuevo La Verdad sobre las Grasas Saturadas

Otro artículo de lectura obligatoria:  ¿Es posible que la Grasa Saturada sea realmente buena para ti?

regresar a la página de inicio de Cómo Deshacerte Rápidamente de la Grasa Abdominal

Artículos sobre Dietas, Ejercicios y Entrenamiento 

Archivos de la revista electrónica Secretos para un Cuerpo Delgado