Share

¿El «Trigo Integral» Está Dañando tu Cuerpo?

¿Comer demasiado trigo puede ser un factor que cause grasa abdominal visceral, acné, problemas en las articulaciones y artritis, IBS y reflujo ácido, antojos, conductas adictivas, mayor consumo total de calorías, diabetes, enfermedades del corazón, envejecimiento acelerado y enfermedades autoinmunes? Veamos...

por Mike Geary, Entrenador Personal Certificado, Especialista Certificado en Nutrición
Autor de los éxitos de venta: La Verdad sobre los Abdominales Perfectos y Los Principales 101 Súper Alimentos que Combaten el Envejecimiento

wheat Una cosa que tal vez conozcas acerca de mí es que creo en seguir educándome en temas de nutrición y acondicionamiento físico y pasarte esa información a ti, mi lector. Creo que, independientemente de cuánto hayamos estudiado durante años, siempre hay cosas nuevas que se pueden aprender para ayudar a mejorar tu salud y tener una mejor calidad de vida.

Por eso siempre intento leer al menos 2 nuevos libros cada mes sobre nutrición, para seguir aprendiendo cosas nuevas todo el tiempo. Además de lo que ya sabemos, siempre hay cosas nuevas para aprender.

He encontrado que esto es especialmente cierto por un nuevo libro que estoy leyendo ahora, llamado Wheat Belly (Barriga de Trigo), del Dr. William Davis... hay un montón de joyas dentro de este libro que compartiré contigo en las próximas semanas.

Hay mucho que discutir sobre este tema, pero quiero empezar con algunos de los puntos más importantes del libro...

Es un tema al que se debe prestar mucha atención, puesto que el trigo es una de las mayores fuentes de calorías en la dieta de una persona promedio (junto con el maíz y la soya, que son igualmente malos). El estadounidense promedio come la friolera de 60 kilos de trigo por año, incluyendo a los bebés en ese promedio, lo que significa que el adulto promedio come más de 68 kilos de trigo por año.

La mayoría de la gente come trigo en cada comida... rosquillas, panecillos o cereal en el desayuno... un sándwich en el almuerzo... galletas, rosquillas y otros aperitivos a base de trigo todo el día... pan con la cena... e incluso algún pastel o brownies de postre. Sí, un día en la vida del consumidor promedio, hace que mayoría de nosotros seamos «trigo-hólicos".

En primer lugar, como sabes, he hablado mucho en los últimos boletines sobre por qué creo que los cereales en general, y también el trigo en particular, no debe ser una gran parte de tu dieta como recomiendan las pautas del gobierno.

Ya hemos hablado sobre lo negativo de los antinutrientes--compuestos en muchos cereales que impiden que algunos nutrientes/minerales sean absorbidos en tu cuerpo, provocando posibles deficiencias en algunos nutrientes si comes cereales en la mayoría de las comidas.

También hemos hablado sobre los posibles efectos negativos del gluten no sólo en los celíacos, sino en un gran porcentaje de la población que puede experimentar inflamación intestinal crónica por consumir demasiado gluten, con demasiada frecuencia. Y también hemos hablado sobre los aspectos negativos de muchos cereales en el ciclo del azúcar en la sangre, la densidad calórica de los cereales y los problemas de control de peso que te pueden provocar los alimentos a base de granos, si no eres un atleta súper-activo.

De todas mis investigaciones, veo a los cereales en una escala como esta:

* avena y arroz -- No es el alimento más ideal, pero no tan terrible (sólo si eres MUY activo)
* trigo y maíz -- No hay nada muy saludable en estos (independientemente de tu nivel de actividad)

...con muchos otros cereales más o menos entre ambos. Todo tiene que ver con los antinutrientes diferentes que cada uno contiene, el factor de gluten, y si son modificados genéticamente.

Como generalización, hay muchos más aspectos negativos para la salud por el trigo y el maíz que por el arroz y la avena. Los discutiremos más detalladamente en futuros boletines.

Pero empecemos hoy y concentrémonos en el trigo...

¿Por qué el Dr. William Davis concluye en su libro que «el trigo integral" es terrible para la salud? Bien, empecemos con algunos temas sobre los que habla el Dr. Davis en su libro, Wheat Belly:

1.  El trigo que comemos hoy es muy diferente bioquímicamente del trigo de hace apenas 50 años

Ante todo, el Dr. Davis recorre la historia de trigo en la dieta humana, que se remonta a hace unos 10.000 años. Habla de cómo el tipo de trigo que se comía hace miles de años bioquímicamente no es el mismo trigo que estamos comiendo hoy. Y de hecho, incluso el trigo que nuestros abuelos comían hace apenas 50 años está muy lejos bioquímicamente del trigo que se utiliza hoy. Esto es porque el trigo ha sido hibridizado fuertemente durante años para aumentar el rendimiento de los cultivos y aumentar ciertas características o sabor para hornear.

El Dr. Davis dice: "Pequeños cambios en la estructura de la proteína de trigo puede significar la diferencia entre una devastadora respuesta inmune a la proteína de trigo versus sin ninguna respuesta."

Mensaje: el trigo de hoy es muy diferente incluso que el de hace apenas 50 años, porque el de hoy tiene diferentes niveles de antinutrientes y gluten con diferencias bioquímicas en general.

Básicamente, las grandes agropecuarias han hibridado mucho el trigo en la últimas cinco décadas para mejorar cosas como el rendimiento del cultivo y las características de cocción, pero ni una sola vez pensaron en los impactos sobre la salud humana de cambiar la estructura bioquímica del trigo. Aunque las diferencias bioquímicas puedan parecer pequeñas, pueden tener un serio impacto en la forma en que el sistema digestivo humano procesa los alimentos.

El Dr. William Davis, lo señala en este pasaje... «Las proteínas de gluten de trigo, en particular, sufren un cambio estructural considerable con la hibridación. En un experimento de hibridación, se identificaron 14 nuevas proteínas de gluten en la descendencia que no estaban presentes en ninguna de las dos plantas de trigo padres.» Esto significa que el trigo moderno contiene nuevas proteínas del gluten «extrañas» que el sistema digestivo humano no se ha adaptado para digerir correctamente.

Por todo esto, ha aumentado la enfermedad celíaca, una enfermedad autoinmune con intolerancia total al gluten, se ha cuadruplicado en los últimos 50 años. El Dr. Davis también cree que la sensibilidad al gluten se ha incrementado en niveles similares en los últimos 50 años.

El mensaje es que incluso si no has sido diagnosticado con la enfermedad celiaca o sensibilidad al gluten, no significa que esa constante ingesta diaria de gluten no esté causando inflamación intestinal crónica y algún tipo potencial de daño al sistema digestivo a largo plazo, junto con otras posibles enfermedades autoinmunes. Y recuerda que la inflamación crónica del intestino también puede potencialmente causar cáncer más adelante en vida.

2.  El trigo tiene propiedades adictivas similares a las drogas opiaceas.

El Dr. Davis plantea un argumento muy convincente de que el trigo es adictivo. El trigo contiene compuestos llamados "exorfinas», que tienen un efecto en el cerebro similar a las drogas opiáceas. Esto explica por qué a las personas les cuesta renunciar a sus amados panes, cereales, pasta y magdalenas, debido a que estos alimentos son ligeramente adictivos.

Sé personalmente por experiencias pasadas que si como pasta en la cena, volveré a servirme una segunda y tercera vez; parece que no puedo dejar de comer esas cosas. Y horas después de la cena, me dan antojos de más carbohidratos o dulces. Pero si no como la pasta y como sólo carne, verduras y ensaladas, me encuentro totalmente satisfecho después de la cena y sin antojos más tarde por la noche.

3.  El trigo te hace consumir más calorías

Posiblemente, debido a la naturaleza adictiva de los productos de trigo y los posteriores antojos de más alimentos basados en carbohidratos, el Dr. Davis cita estudios en su libro mostrando que los que comen trigo comen más calorías en general que las personas con una dieta libre de gluten. Un estudio que citó mostró una ingesta calórica mayor en un 14% en los que comen trigo que los que siguen un plan de alimentación sin gluten de trigo.

El Dr. Davis también afirma: "Podría ser debido a la falta de exorfinas, la reducción del ciclo de insulina y glucosa lo que desencadena el hambre, o algún otro factor, pero la eliminación de trigo reduce la ingesta calórica diaria de 350 a 400 calorías--sin más restricciones en calorías, grasas, hidratos de carbono o tamaño de las porciones. Sin platos más chicos, masticación prolongada, ni frecuentes comidas pequeñas. Solamente haciendo desaparecer el trigo de la mesa.»

El mensaje... es mucho más fácil controlar la ingesta de calorías totales evitando los alimentos como cereales, panes, bollos y pastas (con la excepción de 1 día de trampa una vez por semana si no puedes imaginar renunciar del todo al trigo).

4.  Trigo aumenta el azúcar en la sangre, incluso más que el azúcar de mesa

El tipo de carbohidrato complejo que compone el trigo se denomina amilopectina A, un tipo de carbohidratos que es el único que se digiere tan rápido que afecta mucho al azúcar en la sangre, más que la mayoría de las otras fuentes de carbohidratos. El Dr. Davis cita estudios en su libro que prueban que el pan de trigo puede elevar más el azúcar en la sangre que el azúcar de mesa, debido a su contenido de amilopectina-A.

Incluso, el Dr. Davis dice: "Aparte de algo de fibra extra, comer dos rebanadas de pan integral no es realmente diferente y a menudo es peor, que comer una barra de chocolate azucarado o beber una lata de refresco endulzado con azúcar."

El Dr. Davis discute el hecho de que la amilopectina A que únicamente se encuentra en el trigo y no en otras fuentes de carbohidratos aumenta el azúcar en la sangre a un grado mucho más alto que la mayoría de las fuentes de carbohidratos, independientemente de si son simples o "complejos". Y continúa, "de hecho, el grado de procesamiento, desde un punto de vista del azúcar en la sangre, hace poca diferencia. El trigo es trigo, con diversas formas de procesamiento o falta de procesamiento, simple o complejo, con alto o bajo contenido de fibra, todos generan igualmente niveles altos de glucemia."

5.  El consumo excesivo de trigo provoca la grasa visceral en el abdomen

Si no sabes la diferencia, puedes leer mi artículo aquí acerca de la diferencia entre la grasa visceral y la subcutánea.

Hay muchas causas de la grasa visceral en el abdomen y el Dr. Davis no está tratando de culpar totalmente al trigo, pero demuestra que el trigo es un gran colaborador de la grasa visceral. Una combinación del trigo como disparador en el proceso de la insulina en el cuerpo, la capacidad del trigo para aumentar automáticamente el consumo de calorías, así como las características de inflamación del sistema digestivo de algunos de sus componentes, incluyendo el gluten, todo conduce a una mayor probabilidad de desarrollar grasa visceral en el abdomen y azúcar en la sangre.

Y como sabes por mi artículo anterior, la grasa visceral es particularmente peligrosa porque una vez que se acumula en el intestino y alrededor de tus órganos, continuamente libera moléculas inflamatorias en el sistema. Ya hemos hablado antes sobre cómo el jarabe de maíz de alta fructosa y otros alimentos chatarra pueden aumentar la grasa visceral, pero el Dr. Davis construye un poderoso argumento acerca de cómo el trigo también puede contribuir a la acumulación de grasa visceral.

El mensaje... Elimina el trigo (aparte de día de trampa una vez por semana si es absolutamente necesario), y perderás la panza mucho más rápido.

6. El síndrome del intestino irritable y el reflujo ácido pueden estar relacionados con el consumo de trigo

El Dr. Davis plantea un buen argumento en su libro que muestra la relación entre consumo de gluten, el síndrome del intestino irritable y el reflujo ácido. Él dice, «elimina el trigo, y mejora el reflujo ácido, mejoran los síntomas del SII. Lamentablemente, este efecto no se ha cuantificado, aunque los investigadores han especulado sobre cuánto influye el gluten en los que padecen de SII y reflujo ácido, que no son celíacos." El Dr. Davis también afirma que cientos de sus propios pacientes han experimentado un alivio total o parcial de SII y el reflujo ácido con la eliminación del gluten de su dieta.

Si tienes SII o reflujo ácido, al menos deberías pensar en eliminar el trigo de tu dieta durante 2-3 semanas y ver si los síntomas desaparecen. Ciertamente no afecta nada eliminar el trigo por un par de semanas (después de todo, no hay nada "esencial" en comer trigo), y en todo caso, también perderás algo de grasa corporal durante el proceso.

7. El consumo de trigo provoca la aceleración del envejecimiento

Ingerir demasiados productos de trigo como pan, bagels, panecillos, cereales, galletas, etc. aumenta compuestos en el cuerpo llamados Productos de Glicación Avanzada (PGAs).

Pero no sólo el azúcar y el jarabe de maíz causan este problema... como ya hemos mencionado en este artículo, el almidón principal en los productos de trigo es un almidón único y rápido de digerir llamado amilopectina A, que aumenta el azúcar en la sangre de manera más significativa que el azúcar de mesa. Debido al efecto significativo sobre el azúcar en la sangre de los productos de trigo (sí, incluso el «trigo integral»), esto significa que aumenta esos desagradables PGAs en tu cuerpo, que contribuyen al envejecimiento prematuro y las arrugas.

Si estás preocupado por el envejecimiento y quieres permanecer con aspecto juvenil, asegúrate de leer este artículo

>> 5 trucos para verte 10 años MÁS JOVEN

8.  Demasiado trigo en la dieta puede causar problemas de acné

Según el Dr. Davis, LAS espinillas (también conocidas como acné) afectan hasta el 95 % de los jóvenes de 16-18 años de edad en las culturas occidentales, e incluso afecta al 50 % de los adultos mayores de 25 años con episodios intermitentes.

Pero el Dr. Davis aporta pruebas de que el acné no es causado por la genética, sino más bien casi en su totalidad por la dieta. Discute cómo culturas que dependen de una dieta básica de cazador-recolector, o alguna otra forma de dieta que no incluya el trigo o el azúcar, curiosamente no tienen acné (hasta que la dieta occidental influye, por supuesto).

El Dr. Davis habla sobre cómo el acné es casi universal en los jóvenes norteamericanos, pero no se produce en otras culturas. Afirma que "algunas culturas no tienen ningún tipo de acné. Culturas de un rango tan amplio que van desde los isleños Kitavan de Papua Nueva Guinea, los cazadores-recolectores Ache del Paraguay, los nativos del Valle Purus en Brasil, los africanos bantúes y zulúes, los okinawenses de Japón y los Inuit canadienses curiosamente están libres de la molestia y vergüenza del acné."

El Dr. Davis entonces cita investigaciones que demuestran que una vez que la influencia occidental introduce el trigo, el azúcar y otros alimentos procesados en las dietas de los okinawenses, los Inuits y los zulúes, pronto llega el acné.

9.  El consumo de trigo contribuye al riesgo de enfermedad cardíaca

Otro capítulo interesante en el libro Wheat Belly es donde el Dr. Davis plantea un fuerte argumento de que el consumo frecuente de trigo aumenta el riesgo de cardiopatía.

Como puedes haber oído antes, las partículas de LDL en tu torrente sanguíneo pueden caracterizarse como tipos de LDL grandes e hinchados (que no contribuyen a la enfermedad cardíaca) o pequeñas partículas densas de LDL (que contribuyen a la acumulación de placa y la enfermedad cardíaca). El Dr. Davis dice, «los alimentos que aumentan más la glucosa en la sangre se traducen por lo tanto en mayores cantidades pequeñas de LDL y aumento de glicación de las partículas pequeñas de LDL. Entonces, las enfermedades del corazón y accidentes cerebrovasculares no sólo tienen que ver con el colesterol. Son causadas por la oxidación, glicación, inflamación, pequeñas partículas de LDL... sí, los procesos provocados por los hidratos de carbono, especialmente de trigo".

Asegúrate de leer mi artículo sobre este tema, aquí: Cómo el pan y los cereales pueden CAUSAR enfermedad cardíaca

10.  Comer trigo añade una gran carga de ácido con la que tu cuerpo debe lidiar

Tu cuerpo está diseñado para mantener un nivel de pH muy preciso en tu cuerpo, de aproximadamente 7.4. Los alimentos que comen aportan compuestos acidificantes o compuestos alcalinos. Una dieta natural de cazadores y recolectores está equilibrada con los compuestos ácidos de las carnes que son fácilmente contrarrestados por las verduras, nueces y frutas que producen alcalinidad. Pero cuando se agrega la carga ácida de los cereales a la ecuación, el equilibrio ácido-alcalino cambia a ácido.

Cuantos más compuestos acidificantes comas o bebas (refrescos, cereales y azúcar son ejemplos), el cuerpo necesita extraer más compuestos de calcio de los huesos para regular el pH. Esto puede causar osteoporosis y huesos débiles a medida que envejeces.

Según el Dr. Davis, los cereales como el trigo representan el 38% de la carga ácida del estadounidense promedio. El Dr Davis dice, "alrededor de 10.000 años atrás, el previo equilibrio alcalino del pH de la dieta humana pasó al lado ácido, con la introducción de los cereales, especialmente el más dominante, el trigo. La dieta humana moderna de abundantes "granos integrales saludables" pero carente de frutas y verduras es altamente ácida, lo que induce una condición llamada acidosis. Con los años, la acidosis se hace sentir en tus huesos."

El Dr. Davis también cita un estudio de la Universidad de Toronto que demostró que la mayor ingesta de gluten aumentó la pérdida urinaria de calcio en un 63%, junto con marcadores crecientes de debilitamiento del hueso. Así que incluso si no eres oficialmente celiaco o sensible al gluten, esta es una razón más para considerar reducir o eliminar el gluten y trigo de tu dieta.

11.  Un vínculo entre el consumo de trigo y degeneración articular, como la artritis

El Dr. Davis también incluye un capítulo sobre cómo comer demasiado trigo durante años está relacionado con problemas en las articulaciones y dolor, como la artritis. El Dr. Davis dice: «Cuantos más productos de trigo comas, más aumenta la glucosa en sangre y con más frecuencia, y más glicación se produce. La glicación representa una modificación irreversible de las proteínas en el torrente sanguíneo y en los tejidos del cuerpo, incluyendo las articulaciones como las rodillas, las caderas y las manos. El cartílago de las articulaciones es especialmente susceptible a la glicación, puesto que las células del cartílago son extremadamente duraderas y son incapaces de reproducirse".

El Dr. Davis continúa... "El daño de la glicación es acumulativo, haciendo al cartílago frágil e inflexible, y eventualmente se desmorona. Los resultados son inflamación, dolor articular y destrucción, las señales de la artritis.»

El mensaje... Si deseas articulaciones sanas para toda la vida (sé que quiero seguir disfrutando del esquí y el ciclismo de montaña, dos de mis cosas favoritas en la vida, durante décadas) entonces el Dr. Davis plantea un convincente argumento de que eliminar o reducir considerablemente el trigo en la dieta puede ser un paso importante para ayudar a proteger las articulaciones a medida que se envejece. Y si ya tienes artritis, vale la pena probar de eliminar el trigo de tu dieta durante 3-4 semanas completas y ver si observas algún alivio. Después de todo, ¿qué podría pasar?... en todo caso, un efecto secundario de eliminar el trigo es que te deshaces de algo de grasa corporal.

Resumen y opciones--¿eliminar o reducir el trigo en nuestra dieta?

Como se aprecia en los 11 puntos que analizamos anteriormente, hay un montón de consecuencias negativas para la salud de comer demasiado trigo. Y sería difícil encontrar algún beneficio de comer trigo.

El contenido de fibra podría ser el único beneficio posible del trigo; sin embargo, puedes obtener fácilmente más que suficiente fibra en tu dieta diaria de las frutas, nueces y verduras, sin los efectos nocivos del trigo.

Para que tengas una opción en este momento... Si eres el tipo de persona que hará cualquier cosa para mejorar su salud y tener un mejor cuerpo, tanto en apariencia como salud interna, eliminar el trigo es tu mejor apuesta.

Pero si eres como la mayoría de la gente, la idea de no comer nunca galletas, panes, panecillos, pasta y cereales de trigo es demasiado difícil de soportar. Si eres este tipo de persona, todavía puedes cosechar los beneficios si reduces el trigo en la dieta, pero minimizas el consumo a un día semanal de trampa. Ayuda tener sólo este día de trampa que puede incluir tus productos favoritos de trigo en los restaurantes, para que mantengas todos los alimentos de trigo fuera de tu casa y no te tientes durante la semana.

Recuerda que un efecto secundario muy agradable de eliminar el trigo por lo menos 6 días a la semana es que la mayoría de las personas reduce su grasa corporal significativamente después de tomar esta decisión y apegarse a ella.

Y como ya hemos dicho en este artículo, reducir o eliminar el trigo puede también prevenir el acné, reducir el riesgo de enfermedad cardíaca, frenar el proceso de envejecimiento, reducir los síntomas de SII o reflujo ácido, ayudar a estabilizar el azúcar en la sangre (suponiendo que no estás comiendo todavía motones de azúcar y comida chatarra sin trigo), reducir el riesgo de diabetes, reducir la grasa visceral en el abdomen ¡y mucho más!

¡Teniendo en cuenta los posibles beneficios para nuestra salud y apariencia, elijo seguir reduciendo el trigo en mi dieta! Para mí, elegí eliminar no totalmente trigo, pero nunca lo tengo en casa y disfruto sólo los productos de trigo en días de trampa semanales o cuando estoy de vacaciones.

¿Quieres un cuerpo más sano y con mejor aspecto? ¡La decisión es tuya! Si bien tenemos que tener en cuenta los principales asesinos de la salud como el azúcar, JMAF, alimentos de soya procesados, alimentos de maíz procesados, grasas trans, y otras comidas chatarra, se ha comprobado que el trigo es uno de los mayores responsables de nuestros problemas de salud.

 

Por favor comparte el artículo de hoy sobre los efectos del trigo en la salud con todos tus amigos y familiares para ayudar a proteger su salud también... fáciles opciones para compartir a continuación:

Share

Por favor comparte el artículo de hoy sobre los efectos del trigo en la salud con todos tus amigos y familiares para ayudar a proteger su salud también... fáciles opciones para compartir a continuación:

 

Informe Completamente Nuevo con Consejos Para Quemar Grasa:

5 Alimentos que DESTRUYEN la Grasa Abdominal
(y 2 Alimentos que hay que DEJAR de Comer)

Precio de venta: $15.95  
Precio de hoy:  Absolutamente GRATIS (sin trucos... ¡simplemente un regalo como agradecimiento por ser lector de  PierdaGrasaAbdominal.com!)

Simplemente introduce tu mejor dirección de correo electrónico a continuación, haz clic en "Obtener Acceso Instantáneo" e inmediatamente te enviaremos la nueva guía que revela 5 Alimentos que DESTRUYEN la Grasa Abdominal (y 2 Alimentos que hay que DEJAR de Comer)



 

 

Artículos populares relacionados:

3 alimentos supuestamente «saludables» para DEJAR de comer:

La lección # 1 de dieta para estar delgado de por vida